Quedar y quedarse

Quedar y quedarse

Los verbos quedar y quedarse causan confusión para los aprendientes de español.

En este artículo voy a tratar de explicar los usos principales de ambos verbos y podrás hacer una actividad para comprobar si lo has entendido.

Vamos a ver, en primer lugar, su conjugación:

 

Quedar es un verbo intransitivo y su forma en presente de indicativo es la siguiente:

 

Yo quedo

quedas

Él/ ella/ usted queda

Nosotros/as quedamos

Vosotros/as quedáis

Ellos/as / ustedes quedan

 

El verbo quedarse, por el contrario, es un verbo pronominal, es decir, aquel verbo que se construye con un pronombre reflexivo átono, que tiene el mismo número y persona que la forma verbal pero no desempeña ninguna función sintáctica en la oración. En este caso, sin este pronombre reflexivo, el verbo adquiere otro significado (como veremos en los significados de “quedar”). La conjugación es la siguiente:

Yo me quedo

te quedas

Él/ ella/ usted se queda

Nosotros/as nos quedamos

Vosotros/as os quedáis

Ellos/as / ustedes se quedan

 

A continuación vamos a ver los usos principales de ambos verbos.

Usos de quedar:

  1. Se usa para establecer o acordar citas, es decir, cuando queremos ver a alguien.

Por ejemplo:

“¿Quedamos el martes para comer juntos?”

– “¡Por supuesto! ¿Dónde y a qué hora quedamos?”

2. Para indicar el resultado de una acción o de una situación.

Por ejemplo:

Me gustan tus fotos. Han quedado muy bonitas.

Ayer quedé muy cansada después del gimnasio.

  1. Usamos también el verbo “quedar” para aclarar algo o ponerse de acuerdo, con la preposición “en”.

Por ejemplo:

¿En qué quedamos? ¿Quieres ir al cine o no? (Es como decir: “¿Al final qué has decidido?”)

Mis tíos han quedado en visitarnos en abril. (Han acordado visitarnos en abril).

  1. Para expresar una parte de algo que aún hay.

Por ejemplo:

Aún tengo hambre. ¿Queda más sopa? (¿Hay más sopa?)

Ya no quedan cervezas en la nevera (Ya no hay más cervezas, se han acabado).

  1. Para indicar el tiempo o la distancia que falta.

Por ejemplo:

Quedan dos días para el estreno de la película. (En dos días es el estreno).

¿Cuánto queda para llegar a Madrid? (¿Cuántos kilómetros / cuánto tiempo falta para llegar?).

  1. Para indicar la situación/ puesto con respecto a un lugar.

Por ejemplo:

¿Cómo queda tu casa del centro: lejos o cerca?

El Málaga Club de Fútbol ha quedado el primero de la lista.

Estos los usos principales del verbo quedar. Ahora vamos con el verbo pronominal “quedarse”.

Usos de quedarse:

  1. Se usa como sinónimo de permanecer en un lugar.

Por ejemplo:

Hoy no salgo. Me quedo en casa.

¿Os quedáis a comer con nosotros?

  1. Para expresar cambios en una situación o en un estado. Como quedarse dormido, quedarse despierto, quedarse en blanco, quedarse de pie, etc.

Por ejemplo:

¡Qué sueño! Casi me quedo dormida en el sofá.

Juan se quedó blanco al ver a su jefe.

  1. Como sinónimo de retener o adquirir algo.

Por ejemplo:

¡Te quedas con todos los regalos y no compartes! (Retienes todos los regalos).

La blusa roja es más bonita; me la quedo. (Adquiero la blusa roja).

  1. Con el significado de engañar a alguien: quedarse con alguien.

Por ejemplo:

Dime la verdad y no te quedes más conmigo.

Algunos políticos se quedan con los ciudadanos porque no hacen lo que prometen.

  1. Como sinónimo de morir, fallecer, en el lenguaje coloquial.

Por ejemplo:

Ese hombre tuvo un accidente y se quedó ahí mismo. (Murió en ese mismo lugar).

 

Espero que haya quedado clara la explicación de estos dos verbos. A continuación puedes hacer una actividad para ver si lo has comprendido:

 

Si quieres ver el vídeo explicativo de esta lección en mi canal Youtube, haz clic aquí: .

 

Tags:,

Leave a Comment

Name *

Email

Website