Oraciones condicionales tipo lll

Oraciones condicionales tipo lll

Las oraciones condicionales en español pueden ser de diferentes tipos, según expresen posibilidad, probabilidad o irrealidad.

En el siguiente artículo vamos a ver qué son las oraciones condicionales y en especial cómo se forman las de tipo 3. Al final de la explicación podrás hacer una actividad para practicar.

 

Las oraciones condicionales, como ya hemos visto en las otras entradas del blog, (ver Oraciones condicionales tipo l y Oraciones condicionales tipo ll ) se componen de una oración principal y de una oración subordinada, donde la subordinada expresa la condición que ha de cumplirse para que ocurra lo que enuncia la oración principal.

La oración subordinada condicional va encabezada por la conjunción si.

 

La oración condicional puede ir delante o detrás de la principal:

Si la oración subordinada aparece detrás de la oración principal, no hay que separar las oraciones mediante una coma.

“Habría ido a tu casa si me hubieras llamado”.

Si la oración subordinada aparece en primer lugar, entonces la coma es obligatoria.

“Si me hubieras llamado, habría ido a tu casa.”

NOTA: Si la oración subordinada es muy corta, no es necesario usar la coma.

 

En español se distinguen tres tipos de oraciones condicionales dependiendo de si la oración subordinada manifiesta posibilidad, probabilidad o irrealidad. Así, pueden ser: reales (tipo 1), potenciales (tipo 2) o irreales (tipo 3). Esta clasificación es importante, pues en cada caso debe usarse un tiempo verbal diferente.

Vamos a ver aquí las oraciones subordinadas condicionales tipo 3: irreales.

 

Tipo 3: Oraciones condicionales irreales

Las oraciones condicionales del tipo 3 expresan condición de realización irreal e imposible. Si son afirmativas, se refieren a un escenario del pasado que no ocurrió. Si son negativas, expresan una situación que sí ha ocurrido. Ambas, al referirse al pasado, son imposibles. Siguen esta estructura:

Si + pluscuamperfecto subjuntivo, condicional compuesto

 

Ejemplos:

Si hubieras estudiado el examen, habrías aprobado“. (Pero no estudiaste, por tanto, no has aprobado) –> expresan una situación que no ha ocurrido.

Si yo no hubiera cantado, no habría llovido“. (Pero canté, por tanto, llovió) –> expresan una situación que sí ha ocurrido.

 

A continuación puedes hacer esta actividad para practicar este tipo de oraciones condicionales:

Leave a Comment

Name *

Email

Website