Oír y escuchar

Oír y escuchar

Al igual que ocurre en otras lenguas, los verbos oír y escuchar no son iguales.

En este artículo vamos a ver el uso y significado de estos dos verbos y al final podrás hacer una actividad para comprobar si lo has entendido.

 

La diferencia entre oír y escuchar está en la intención. Escuchar es algo que se hace intencionadamente, mientras que oír es algo que sucede independientemente de nuestra voluntad. Por eso podemos oír sin querer.

Por ejemplo:

Perdóname. Pero , sin querer, la conversación …”

 

En cambio, es imposible escuchar sin querer porque dentro del concepto de escuchar está la idea de intencionalidad.

Las cosas que se hacen intencionadamente se hacen para algo, o sea, llevan asociada la idea de finalidad. Por eso podemos decir, por ejemplo:

– “Escuché para enterarme.”

En cambio, las cosas que nos suceden independientemente de nuestra voluntad no tienen una finalidad. Por eso no decimos que alguien está oyendo para enterarse.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos mantener un diálogo como este:

“¿Me estás escuchando?”

“Te oigo, pero no te escucho.”

 

O también:

“¿Me estás escuchando?”

“Te escucho, pero no te oigo.”

 

Si alguien me oye, pero no me escucha, tengo que entender que percibe el sonido, pero no presta atención (que es algo que depende de su voluntad). En cambio, si me escucha, pero no me oye, eso significa que esa persona está poniendo lo que puede de su parte, pero que las circunstancias no cooperan (por ejemplo, hay ruido, la conexión del móvil no es buena, etc.).

Algunos hablantes no distinguen entre oír y escuchar: muchos prefieren el verbo escuchar porque, al ser más largo, les parece más importante. Como tantas veces, desde un punto de vista estrictamente gramatical no podemos decir que esta confusión sea un error. Sin embargo, desde el punto de vista estilístico y social, está claro: esta confusión no es aceptable en los usos cultos de la lengua: No lo es para un periodista, para un profesor o para cualquiera que tenga que hablar en público. Y si no lo es en el lenguaje oral, mucho menos en el escrito.

 

A continuación puedes hacer esta actividad para ver si lo has comprendido:

 

Tags:, , ,

Leave a Comment

Name *

Email

Website